Cómo detectar si mi hijo consume coca

Criar a un adolescente no es fácil. Entre los cambios de humor, cambios de intereses, la rebeldía y su deseo constante de distanciarse de la familia, a muchos padres les resulta difícil determinar lo que es normal y lo que se puede considerar un signos de un problema mayor o de adicción.

No hay una manera fácil de determinar si su hijo consume coca, porque muchos de los signos y síntomas se asemejan al comportamiento típico de los adolescentes. Además pueden ser signos de problemas subyacentes de salud mental de depresión o de ansiedad.

Cómo detectar el consumo coca

Hay muchos síntomas que te pueden ayudar a detectar el consumo de coca en un adolescente o adulto.

La cocaína es un estimulante que generalmente hace que la persona que la usa sea muy habladora, enérgica y segura de sí misma. Las personas que están consumiendo suelen tener poco apetito, pupilas dilatadas y sueño interrumpido en muchos casos.

Los efectos de comportamiento del consumo de cocaína incluyen paranoia, agresión excesiva, falta de juicio, pensamientos delirantes y alucinaciones. Entre las señales físicas más reveladoras, encontramos la presencia de pequeñas cantidades de polvo blanco alrededor de la nariz y si alguien consume cocaína durante un período prolongado, es posible que tenga hemorragias nasales con frecuencia.

Como detectar que mi hijo consume cocaína | Newline

Cómo hago para detectar que mi hijo consume coca

Alguna vez te has preguntado, ¿Cuales son los síntomas para detectar si mi hijo consume coca?

Una de las primeras señales de advertencia que predice el uso de drogas por parte de los adolescentes son cambios en el comportamiento, la falta de comunicación, o desinterés por las actividades que antes disfrutaban.

También es común notar que tu hijo te está robando dinero u otros artículos valor. Si consideras que esto es inusual para el/ella, lo más probable es que sea una señal de que necesitan dinero para comprar más drogas.

Los cambios de humor son otro síntoma común en adolescentes que abusan de las droga, ya que se pueden volver más irracionales o dramáticos en sus acciones. Puedes notar que tu hijo se vuelve más irritable, verbalmente abusivo o incluso violento. Inclusive, puede comenzar a amenazar con abandonar la escuela o huir de tu casa.

Por otro lado, la depresión, la inestabilidad del estado de ánimo y la apatía también son signos de advertencia de un posible consumo de cocaína y no deben tomarse a la ligera. Si notas que tu hijo se aleja de los demás y pasa más tiempo solo, podría ser un signo de un problema mayor de uso de sustancias.

Otra señal de alerta para el uso de cocaína entre los adolescentes es cuando comienzan a mostrar apatía, mala moral, baja productividad, falta de autocontrol, comportamientos agresivos o malas interacciones con miembros de la familia, amigos, compañeros de clase y maestros. Otro efecto bastante común, es el bajo rendimiento académico o mal comportamiento en el colegio.

Si bien es fácil descartar los cambios en la personalidad como un comportamiento normal de los adolescentes, es importante no ignorarlo, ya que a menudo es uno de los primeros signos de un trastorno de abuso de cocaína. Darse cuenta de estos cambios es el primer paso para ayudar a tu hijo a dejar la cocaína.

Los cambios físicos son otros de los síntomas más comunes en el uso de la cocaína en adolescentes y adultos, por ejemplo: los ojos muy rojos, las pupilas muy dilatadas y la pérdida de peso repentina son los más comunes, sin embargo, tu hijo puede mostrar otros signos de abuso como:

  • Mala higiene
  • Hemorragias frecuentes
  • Temblores
  • Mejillas rojas y enrojecidas
  • Moretones u otras lesiones inexplicables
  • Somnolencia o cansancio

No es fácil reconocer las señales de advertencia del abuso de drogas en los adolescentes, e incluso es más difícil admitir que tu hijo puede tener un problema con el abuso a la cocaína.

No esperes que esto desaparezca solo, lo mejor que puedes hacer por tu hijo es buscar la ayuda de un profesional capacitado para que pueda salir de este problema. Contáctanos si quieres saber cómo podemos ayudar a tu hijo a dejar la cocaína.