El Confidencial comparte el método de Newline, el cual ha logrado que pacientes como Luis, hayan dejado la cocaína en la primera semana de su tratamiento ambulatorio.

28.10.2018

Uno de los primeros pacientes en España ha sido tratado con nuestro tratamiento basado en la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT) contra la adicción a la cocaína relata la historia de su adicción y como este tratamiento revolucionario logró salvarlo.

El tratamiento no consiste en amortiguar el síndrome de abstinencia sino en atacar directamente a esa área del cerebro que desea consumir una y otra vez, a través de unas bobinas que provocan un campo magnético sobre la cabeza del adicto que le suministran de manera indolora y no invasiva una corriente eléctrica a la zona de la corteza cerebral donde surge el deseo irrefrenable de meterse coca.

En el artículo, el paciente explica que sintió después de su primer “calambrazo en el cerebro” y como, gracias al tratamiento pudo evitar consumir de nuevo. Una semana después con psicoterapia y topiramato ya se sentía curado.

“Lo que consiguió la máquina fue devolverme la capacidad de decidir: me puede apetecer cocaína pero es que no quiero, igual que decides no comer chocolate cuando estás a dieta”…

Leer el artículo completo >