Síntomas de la adicción a la Cocaína

La cocaína es una sustancia altamente adictiva. Lo que comienza como una experimentación aparentemente inofensiva puede convertirse rápidamente en una adicción potencialmente mortal con consecuencias devastadoras tanto en el ámbito personal como profesional.

Los presuntos adictos a la cocaína a menudo han afectado negativamente sus vidas de muchas maneras y también las vidas de las personas más cercanas a ellos. Por lo general, a medida que se desarrolla una adicción, las cosas que solían ser significativas e importantes se quedan en el camino.

El tratamiento es fundamental para cualquier persona que se pregunte: «¿Soy adicto a la cocaína?» Porque hacerse esa pregunta generalmente significa que no solo ve y siente que algo está mal, sino que también sabe que quiere cambiar su vida.

Síntomas e indicios de que eres adicto a la cocaína

¿Como saber eres un adicto a la cocaína?

Lo primero es reconocer los síntomas del abuso de la cocaína. Lee las preguntas a continuación:

¿Piensas en consumir cocaína con mucha frecuencia?
¿Has tratado de dejar de consumir cocaína y no has podido?
¿Piensas mucho en dejar la cocaína?
¿Pasas mucho tiempo consumiendo cocaína o tratando de encontrar más para consumir?
¿Has dejado de hacer las cosas que te apasionaban por consumir cocaína?
¿Descuidas las responsabilidades en el hogar o en el trabajo para consumir cocaína?
¿Has experimentado síntomas de abstinencia de cocaína?

Sintomas adicción a la Cocaína | Newline

Además de estas preguntas que te harán pensar en tus comportamientos, hay una serie de síntomas comunes de personas adictas a la cocaína:

  • Abscesos (por la inyección)
  • Ansiedad
  • Agitación
  • Cambios en el apetito, usualmente menos hambre.
  • Celulitis
  • Disminución de la necesidad de dormir
  • Comportamiento criminal
  • Mareo
  • Depresión
  • Mayor atención y energía que no dura
  • Alta presión sanguínea
  • Aumento de la temperatura corporal
  • Efectos intranasales
  • Insomnio
  • Comportamiento maníaco
  • Latido del corazón irregular
  • Cambios de humor
  • Pérdida de peso importante
  • Cambios notables en el estado de ánimo y el comportamiento, especialmente enojo intenso, hostilidad o paranoia
  • Nerviosismo
  • Ataques de pánico
  • Dolores
  • Latidos rápidos
  • Psicosis
  • Conductas similares a la esquizofrenia

Ser capaz de detectar estos signos de adicción a la cocaína pueden salvarte la vida. Si crees que eres un adicto, pide ayuda.

La ansiedad y el uso de la cocaína

La cocaína y la ansiedad a menudo van de la mano, haciendo que las personas se pregunten ¿La cocaína me esta causando ansiedad? La respuesta más común es afirmativa.

En Newline nos hemos encontrado muchos casos en los que el adicto descubre ser adicto porque sufre de ataques de ansiedad o ataques psicóticos.

Los ataques psicóticos o la psicosis tóxica son un tipo de trastorno creado por el abuso de sustancias y se caracteriza principalmente por la presencia de alucinaciones e ideas delirantes (falsas creencias). Usualmente, las personas que sufren este trastorno pierden el contacto con la realidad.

La ansiedad también está muy relacionada con el abuso de la cocaína. La cocaína es una droga que produce mucha euforia y energía en la mayoría de los casos, pero también puede generar efectos adversos como agresión, paranoia o ansiedad. Inclusiva existen casos en los que los adictos se vuelvan psicóticos o experimenten síntomas mentales graves.

Hay varias razones por las que la ansiedad está relacionada con el consumo de cocaína:

La cocaína es un estimulante, que acelera y amplifica la actividad de los neurotransmisores en el cerebro. Cuando hay niveles altos de ciertos neurotransmisores en el cerebro, se puede crear ansiedad. La ansiedad, es en realidad, conocida como uno de los efectos secundarios más comunes de la cocaína, y este efecto puede aumentar si ya sufrías de ansiedad antes de consumirla.

Por otro lado, cuando el adicto se le empieza a disminuir el efecto de la droga el nivel de neurotransmisores en su cerebro disminuye drásticamente, lo que genera ansiedad y en muchos casos depresión. El cerebro está tratando de normalizarse cuando se le baja el efecto de la cocaína y genera ansiedad.

No siempre relacionamos la ansiedad y los ataques psicóticos con el uso contínuo de la cocaína pero luego se da cuenta que la droga es la causa principal de estos ataques.

La adicción a la cocaína y el tratamiento de Newline

La adicción a cocaína no es como adicción a otras drogas que requieren un consumo diario. El adicto a la cocaína puede llevar semanas sin consumir. Sin embargo, cuando el adicto tiene el craving, no puede dejar de pensar en la cocaína. Una vez empieza a consumir, quiere más y más.

Es por ello que desde Newline ofrecemos un tratamiento revolucionario que logra, mediante la estimulación magnética transcraneal, eliminar el craving, actuando en la parte más biológica de la adicción. Además a través de la psicoterapia motivacional, que acompaña el tratamiento con la EMT, el paciente vuelve a tener control de su vida.

¡Nuestro tratamiento no requiere que te internes es una clínica, no duele y tiene resultados rápidos!

¡No lo dudes, si tiene los síntomas mencionados en este artículo y quieres cambiar tu vida, contáctanos!