Tratamiento psicológico para dejar la cocaína

En la actualidad, existen una infinidad de tratamientos para dejar la cocaína. Como hasta día de hoy, ningún medicamento ha sido probado que cure la adicción, los tratamientos psicológicos han demostrado ser la opción por excelencia para tratar diferentes tipos de adicciones. Algunos tratamientos psicológicos para dejar la cocaína requieren que el paciente permanezca en un centro de rehabilitación internado llevando a cabo un proceso de desintoxicación. Otros no requieren que el paciente se interne y se basan en varias sesiones con terapeutas capacitados para ayudar a realizar cambios en el comportamiento y procesos de pensamiento del adicto.

Tratamiento psicológico dejar cocaína

Los tratamientos psicológicos son los que cuentan con mayores evidencias para tratar la dependencia de la cocaína. Si a ello, le sumamos la tecnología de punta a base de la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), que actúa directamente en la parte más biológica de la adicción y reduce las ganas de consumir, conseguimos la combinación perfecta para ayudar a un adicto.

El tratamiento psicológico para dejar la cocaína requiere que se cumplan tres aspectos fundamentales. El primero, voluntad por parte del adicto. La persona quiere querer curarse. Tiene que venir de su parte y no debe ser una obligación. El segundo, tiene que tener apoyo incondicional de su familia, pareja y amigos. El tercero, se debe llevar a cabo por profesionales capacitados en la cura de adicciones.

La psicología estudia la mente y el comportamiento para comprender y resolver problemas, estudia las características mentales de una persona y los factores emocionales de una situación.

En Newline se aplica lo que se conoce como la psicología motivacional: la ciencia de la mente y el comportamiento que nos impulsa a lograr objetivos y comportarnos de una manera particular. A través de la psicología motivacional se trabaja la razón más profunda por la que hacemos lo que hacemos.

La motivación es la fuerza interna que nos impulsa a alcanzar metas. Es la razón para comportarse de una manera particular. Y definitivamente no es algo que se nos da, es algo que nace dentro de cada uno de nosotros.

En Newline trabajamos todos los aspectos del individuo para ellos mismos se respondan preguntas de este tipo:

¿Qué es lo primero que piensas cuando te despiertas?
¿Qué te da fuerzas para seguir adelante?
¿Qué te impulsa para trabajar y darlo todo?
¿Cuales son tus sueños?
¿Qué mueve tu mundo?

Contrariamente a los tratamientos psicológicos convencionales, basados en convencer al paciente en cambiar su forma de actuar, la perspectiva motivacional asume que cada paciente tiene una situación personal particular y debe tratarse de forma individual y personalizada para empoderarlo y que sea el mismo el que se de cuenta que tiene que cambiar y lo que debe hacer para lograrlo.

Tratamiento con psicólogos especialistas en adicción a la cocaína

En cualquier tipo de tratamiento para la adicción a la cocaína, es necesario contar con un equipo especializado en adicciones a las drogas.

El psicólogo juegan un papel fundamental en la recuperación del adicto. En primer lugar, ambos tienen que conectar. El psicólogo tiene la importante tarea de captar la realidad que vive el paciente y de hacerlo sentir seguro y ayudarlo a concienciar sin que se sienta juzgado o presionado al cambio.

La realidad es que no existe una norma o un tipo de tratamiento que funcione igual para todos los adictos a la cocaína y existe evidencia de que el compromiso de cambiar es más importante que el tipo de tratamiento que se lleve a cabo. Sin embargo, cualquiera que sea hay una serie de características que deben buscar para identificar un programa efectivo para curar una adicción:

  1. Los pacientes deben someterse a evaluaciones médicas y psiquiátricas integrales antes de iniciarse el tratamiento.
  2. El tratamiento deberá abordar las necesidades individuales, incluidas las afecciones concurrentes, ya sea dolor crónico, ansiedad o hepatitis.
  3. Las familias deben estar involucradas en el tratamiento.
  4. Tiene que existir una continuidad de atención a través de recursos o visitas posteriores.
  5. Las instalaciones donde se llevan a cabo tienen que ser en un ambiente respetuoso.
  6. Los servicios de tratamiento tendrían que estar basados en la evidencia y reflejar las mejores prácticas.
  7. Los miembros del personal tienen que estar autorizados y certificados en las disciplinas que practican.
  8. Se deberán supervisar las respuestas del paciente al tratamiento y llevarse a cabo evaluaciones continuas.

En Newline además de cumplir con todos estos requisitos y ofrecer tecnología innovadora y probada que funciona, contamos con un equipo de profesional especializados en la adicción a la cocaína que acompaña al paciente de forma permanente durante todo su proceso ofreciéndole herramientas para seguir su vida sin consumir cocaína.