Tratamiento para la adicción a la cocaína

El tratamiento para superar la adicción a la cocaína se basa en una tecnología innovadora, segura y no invasiva para estimular ciertas áreas cerebrales. Esta tecnología se denomina Estimulación magnética transcraneal (EMT) y es una técnica utilizada durante décadas en el ámbito médico para tratar ciertas enfermedades del cerebro.

La persona que ha desarrollado una dependencia a la cocaína sufre una fuerte presión generada por el deseo de consumir. Este deseo llamado craving no es controlable y lleva al afectado a hacer cualquier cosa para satisfacer su deseo, en contra de cualquier lógica y sentido común.

El consumo de la cocaína altera el funcionamiento de la corteza frontal del cerebro y por lo tanto sobreestimula los circuitos de recompensa, un conjunto de mecanismos de nuestro cerebro que provocan placer y satisfacción.

Este tratamiento atenúa el exceso de estimulación de los circuitos de recompensa. La estimulación magnética actúa directamente en la parte más biológica de la adicción y activa las neuronas de las áreas que controlan el deseo de consumir coca y por lo tanto se reduce el craving.

El tratamiento se acompaña de forma permanente y paralela de las técnicas más avanzadas de psicoterapia motivacional, fundamentales para conseguir que el paciente reduzca el deseo de consumir y supere la adicción a la coca. El éxito del tratamiento se basa en la combinación de ambas técnicas: la Estimulación magnética transcraneal y las sesiones con psiquiatras y psicólogos.